info@campusrelatoras.com

BLOG

21 Ene 2015

Sobre selfies y autorretratos

/
Posted By
/
Comments0
 Por María Artiaga

selfie analógico

 

La primera vez que vi el INSTAGRAM de la hija adolescente de mi amiga pensé ¿dónde ha aprendido a posar así? ¿Y esa manía de poner morritos, de dónde la habrá sacado? Y sobretodo ¿tendrán esas imágenes algún valor para ella cuando crezca?

Desde luego no parecen tenerlo ni siquiera al día siguiente de ser colgadas en las redes. Más allá de unas decenas de me gusta y algún comentario insulso, quedan sepultadas entre otros cientos de miles de selfies, fotos de desayunos y gatitos. ¿Es ese el autorretrato de la era digital? ¿Está cambiando el valor de la fotografía como memoria? ¿Cómo construimos nuestra propia imagen en la era de los selfies?

Parece ser que es el paradigma de la revolución visual. De entrada el rasgo más sobresaliente del selfie es la inmediatez del “ahora somos esto y estamos aquí” y responde al ejercicio de exhibirse ante los demás con la mejor cara, en el mejor de los lugares, con el mejor look, sonrisa, los amigos más modernos y si bien está rodeado de signos informales, en mi opinión tiene poco que ver con la espontaneidad. Implica un elaborado proceso de aprobación por parte de quien lo exhibe. Si no, fijaos a partir de ahora en sus escasas variantes (morritos o boca abierta con gesto de sorpresa, mano en cintura o abrazando al compañero, siempre ángulo desde arriba, mmmm… y poco más, la verdad). No creo que sea un testimonio de la vida de nadie, es una imagen estereotipada que responde a la cultura de la inmediatez impuesta por las redes sociales.

No hay magia ni sorpresa, no existe brecha alguna entre la intención y el resultado, es una imagen controlada de nuestro ego y si no nos gusta, la cambiamos por otra hasta la saciedad.

¿Qué para qué sirve? Supongo que para lo mismo que sirve tener decenas de me gusta en Facebook y cientos de seguidores en Instagram: Para tener decenas de me gusta en Facebook y cientos de seguidores en Instagram. Puede que haya algún esbozo de condición humana, quizás incluso exista cierta intención de contar algo, pero desde luego no creo que tenga nada que ver con la reflexión, no hay preguntas, ni compromiso, ni diálogo más allá de los comentarios de Facebook, ni siquiera tiene intención de perpetuidad. Es el ser para los demás, los demás virtuales, además de la ansiedad que genera tener que estar constantemente compitiendo con la oleada virtual de lo intrascendente.

Y aún no he dicho nada de la intimidad. ¿Por qué? En mi opinión, ni siquiera se trata de eso. No exponemos nuestra intimidad, la tuneamos para exhibirla con nuestras mejores galas, con esa presión que nos autoimponemos de no poder dejar de ser felices un solo instante. Si pusiéramos sobre la mesa todos los selfies del mundo una voz atronadora que nos gritaría desde allí ¡TIENES QUE SER FELIZ o no tendrás un millón de amigos! …¿y quién no quiere tener un millón de amigos?

Bien, pues ahora, tras este alegato iracundo, ante vosotras confieso: – yo me he hecho selfies. Y los he colgado en Facebook esperando el ansiado me gusta.

Pues sí, y el caso es que no me ha pasado nada, no me he vuelto cabeza hueca, ni me han diagnosticado ansiedad crónica. Solo digo que en mitad de este desasosiego virtual a veces también es bueno parar y mirarnos de verdad, con otros fines más allá de parecer la más feliz de nuestro muro.

Al fotógrafo Alberto García-Alix le oí decir en una entrevista, en el marco de la exposición sobre sus autorretratos que se hizo en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, que la diferencia entre la exhibición y la exposición es la misma que hay entre un abrigo de visón y un calzoncillo ensangrentado: con la primera te vas de fiesta, con la segunda al médico. Me pareció una genialidad.

Pues sí, en el autorretrato existe un compromiso, una reflexión, el factor sorpresa, la brecha entre la intención y el efecto. “¿Esta soy yo?” y no “Esta soy yo, ¿a que molo?”

Es una búsqueda consciente de una misma a través de la cámara, un vernos para reconocernos. No suele haber intención de mostrarlo, de hecho nos puede dar pudor hasta a nosotras mismas, no ante la cámara sino ante la imagen que nos devuelve. Una imagen que parece que no nos miente nunca porque esa ha sido nuestra intención. Y exhibirlo es otra cosa que de entrada ni se plantea.

Esa mirada de reconocimiento frente al espejo puede llenarnos de dudas, ¿esta soy yo?¿este es mi cuerpo?¿mi mirada? Nuestra identidad es el único asidero en nuestra vida. Es nuestras decisiones, nuestras frustraciones, nuestras emociones y la imagen que nos devuelve la cámara nos sintetiza todo lo que somos durante las escasas fracciones de segundo de la toma. ¿No os parece un ejercicio digno de realizar alguna vez en la vida?

¿Y con respecto a la intimidad? Para mí es el fundamento del autorretrato, es un ejercicio de intimidad conmigo misma. El momento de la toma me pertenece solo a mí, ese momento en el que presentimos una imagen fragmentada de nosotras, esa imagen que nos dice ESTO ES LO QUE HAY y nos guste o no, no podemos descambiarla.

Supongo que la hija adolescente de mi amiga tendrá en algún momento esa necesidad de parar y mirarse, más que mirarse, verse y en esa brecha entre la intención y el resultado descubra que su identidad no merece quedar sepultada entre tostadas con jamón y gatitos y que su desasosiego no cesará cuando sus selfies alcancen los 1000 me gusta.

———-♦———-

.

Próximos cursos de fotografía


 

Cartografías personales. La construcción de diarios fotográficos

Taller ONLINE. 4ª edición. Coordina: María Artiaga Comienza: 9 de febrero 2015. Duración: 8 semanas

más info

ONLINE. El autorretrato lúcido. La experiencia de contarnos en imágenes

Taller Online.Coordina: María Artiaga Comienzo: marzo 2015. Duración: 6 semanas

más info

El autorretrato lúcido. La experiencia de contarnos en imágenes

Taller presencial en Sevilla.Coordina: María Artiaga Comienzo: 12 de febrero de 2015. Duración: 6 semanas

más info

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies