info@campusrelatoras.com

BLOG

30 Oct 2015

No se nace astro, se llega a serlo

/
Posted By
/
Comments0

tumblr_inline_nvws8y515s1qbwu0e_1280

 

Miro a mi alrededor y sólo veo movimiento. Yo misma no paro. Ya no sé si es real o que mis ojos se han entrenado, se han especializado en percibir personas en procesos de cambio.

Encontré esta foto en un post sobre los halos del sol y la luna, al que llegué por casualidad.

La imagen me estimuló por sí sola: me sentí ahí en el centro, viendo circularmente cómo las gentes que cambian desprenden esa energía que a su vez contagian a otras hasta crear esa circunferencia lumínica. También la relacioné con lo que no somos capaces de ver en condiciones “normales”. Me parece potente y bella a la vez. La potencia y la belleza que esconde a veces lo sutil. Me lleva también al magnetismo que portan ciertas personas. Ahí, en su lugar, en su quietud, y sin embargo ejerciendo su condición de imán con todo el poderío.

Y si la imagen me sedujo, lo que me invoca el texto no se queda atrás: El halo no “anuncia” nada en especial, simplemente sucede porque las condiciones son las apropiadas. ¿Cómo te quedas? Y en mi afán de personificarlo todo, me pregunté por las condiciones que necesitamos para irradiar esa luz, que no anuncia nada especial, como dicen del halo, sino que es, que sucede. Y por si era poco,  sigue: Es como el arco iris: tampoco anuncia ningún cambio, simplemente aparece cuando las condiciones lo permiten.

Continúa: Nadie puede anticipar la aparición de un halo, así como nunca se sabe cuando será visible un arco iris, pero si estamos alerta a la presencia de cirros, aumentarán nuestras posibilidades de verlo con más frecuencia. ¡Y ya me voy otra vez! No sabes cuándo aparecerá en tu vida alguien con semejante luminosidad, con la suya propia, pero con capacidad de dar claridad a tus oscuridades, incluso, a lo mejor, hasta de encender tu halo.

Y mirusté cómo acaba la descripción del fenómeno “halar”: Advertencia: aunque ver el halo no es peligroso, las personas deberán evitar a toda costa dirigir su vista hacia el Sol, pues la radiación ultravioleta del Astro Rey es capaz de producir lesiones permanentes a la retina. Para ver el halo, simplemente oculte el Sol con la mano, o con algún objeto cercano. ¡No puedo evitarlo! Mucho cuidado con los astros, mucho. Te puede lesionar la retina, dice. Intentar acceder a un astropersona sin protección es peligroso. Abarcarla en toda su magnitud no es posible, porque para resplandecer así ha tenido que trabajar mucho, crecer, llegar a sus infiernos y aprovechar sus fuegos, convertirlos en calor y ésta en luz. No se nace astro, se llega a serlo.

Para todas las gentes en cambio, y para mí misma, nos digo: atentas a las nubes. A veces ocultan fenómenos extraordinarios que nos alumbran el camino.

Gracias a todas mis personasastro, ellas saben quiénes son.

Lola García

 

Picada con el prodigio celeste, busqué imagénes. Encontré esta maravilla entre otras.

Doble_Halo_Solar_Venezuela

Doble halo solar. En Ejido, Estado Mérida, Venezuela. Todada el 25 de septiembre de 2015 a las 10:50 am.

Lola García es la fundadora del proyecto Relatoras, una apasionada buscadora de distintas herramientas para crecer y mejorar nuestras vidas. A partir del 9 de noviembre estará coordinando en el campus el taller online “Lo que quiero es florecer. Mi revolución personal“.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies