info@campusrelatoras.com

BLOG

9 Dic 2016

Simplemente luciérnagas

/
Posted By

Que el universo nos hablara no fue lo extraño. Palabrita. Lo extraño fue que -tras estar captando durante años confusas señales de su existencia y, en el entretanto, hacer un máster por separado en sordera cósmica- descifráramos al unísono este relato vital al que damos inicio. Dos perfectas desconocidas -escafandristas, feministas y madres equilibristas- unidas por el azaroso azar, que diría alguna poeta.

Y la sincronía surgió.

Foto de Yume Cian (bosques de Nagoya, Japón) 

En comunión con ese nosotras que ya había sido tejido por Lola y mimado por Alina, heredamos ese proyecto consciente y en continua evolución que es Relatoras. Relatoras vino a nosotras envuelto en un proceso mágico y tras nueve meses (el incontinente universo y sus ya habituales mensajes). Una gestación natural durante la que hemos hablado, pensado, negociado, parado y vuelta a empezar. Un parto que nos ha hecho sentir a cada paso. Cosas hermosas, alegres.

Relatoras no es sólo una escuela feminista, es la espiral en la que convergemos y convergeremos voces infinitas de mujeres. Es un proyecto de amor a las mujeres -de reivindicación de la condición femenina y feminista- hecho por mujeres. Sentimos un profundo respeto por nuestras ancestras, por nuestras hijas y las que han de venir. Y desde ese respeto y ese amor queremos contribuir a alimentar esa frondosa red de conocimiento y sabiduría que se teje a nuestro alrededor.

Le damos gracias a la vida por guiarnos hasta Relatoras. Por sincronizarnos con otras mujeres como una suerte de luciérnagas en un diálogo de luminiscencias.

Empezamos.

Miriam y Helena 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies