info@campusrelatoras.com

BLOG

4 Feb 2015

Mi último fracaso

/
Posted By
/
Comments0
Ilustración de Jessica Sangoy

Ilustración de Jessica Sangoy


Por Ana LLurba
. Coordinadora del taller ¡Pare de sufrir! Fracaso, autoayuda y humor. Estrategias para la supervivencia que comienza el 9 de febrero.

No lo intentes. Hazlo, o no lo hagas. /Maestro Yoda/

Siempre he pensado que algo que incluyera la palabra “fracaso” sería un buen nombre para casi cualquier cosa. Desde  un libro de recetas de nouvelle cuisine, un diario de mi vida sentimental, una crónica de los últimos años del PSOE, el título de una canción (como algunas de la banda sonora de ¡Pare de sufrir!) una nota de suicidio o hasta el nombre de (¿por qué no?) un parque temático.

Y entonces me encontré con un gran cartel con enceguecedoras luces de neón. Bienvenidos a Fracasolandia, decía. De repente, un brigada de sonrientes Oompa Loompas se acercaron al contigente donde, junto a una jovencita remilgada, la Autocomplacencia, un chico elegante, orgulloso y algo gay que dice dice llamarse Amor Propio, y la Experiencia, una señora rellenita y alegre, recibimos un mapa con la respectiva audio guía que nos informaba de los itinerarios de este lugar mágico, fabuloso, de ensueño.

Foto del día 03-02-2015 a la(s) 21_19

Foto del día 03-02-2015 a la(s) 21_19 #4

Foto del día 03-02-2015 a la(s) 21_19 #3

Un lugar donde te montarás en el trencito  descacharrado y traqueteante pero adorable de Tus Elecciones de Vida, ascenderás hasta La Cima de la Montaña Rusa Mágica e Imaginaria de las Expectativas de dónde bajarás en un abrupto descenso hasta El Pantano Maloliente de La Realidad.  ¿Lo ves desde aquí? Es esa mancha amarronada que se extiende más allá del valle yermo del Éxito. ¿Ahora la ves? ¿Ves algo se está levantando? Ahora te está saludando. A ti. Algo que acaba de salir de El Pantano Maloliente de La Realidad. Es como ese emoji,  ese montañita de caca con redondos ojos manga y pestañas de quinceañera que nos sonríe desde la pantalla brillante del móvil. Aunque algunas veces muta y abandona su traje amigable, convirtiéndose en una mierda metafísica, trascendente, temible. Es La Mierda Interior. Ella te acompañará hasta un paisaje único y espectacular donde podrás conocer, en vivo y directo, una sugestiva Casa de los Espejos.

Allí te encontraras con diferentes versiones de ti auto engañándote a ti misma a lo largo de mucho tiempo; como esa que comprobó que no hubiera nadie mirando antes  de meterse tres sostenes en la mochila durante las rebajas de Carrefour hace dos horas, o aquella que  mintió en el máster acerca de su promedio, o la que se hizo famosa cuando recibió un óscar por la película que se hizo con aquel músico guapete, divertido, inteligente y sobre todo imaginario.

yetta-1

Ilustración de Jessica Sangoy

Al final del recorrido por La Casa de Los Espejos  te presentaré a una versión unos meses más joven de mí. La tengo encerrada en una jaula de cristal donde nada en formol. Es Mi último fracaso, la atracción más visitada de La Tienda de Los Horrores. Allí puedes comprar, si quieres, un souvenir, una cadena de plata de la que cuelga un grano de arroz donde he escrito la fecha y la hora en que esa versión zombie de mí misma, la que yace pálida en la pecera con formol, abrirá la boca y le contará al mundo que una vez quise coordinar una versión presencial de un taller sobre fracaso, autoayuda y humor y que solo fue eso. Un rotundo fracaso. Mi último fracaso.

Solo espero que esa versión de mí siga guardando silencio, atrapada en los confines oscuros de La Tienda de Los Horrores de Fracasolandia donde ningún príncipe ni héroe vendrá al rescate y solo tú la podrás liberar de las garras de la Autoestima, un lobby anti turismo exhibicionista biográfico que intenta que Fracasolandia no se extienda más allá de los límites geográficos de nuestra imaginación.  Por eso, ahora, al igual que la Emperatriz de Fantasía, te he venido a alertar para que juntas, evitemos que bajen la persiana  por falta de interés público y exceso de autocomplacencia a este museo decadente pero honesto de nuestras derrotas, el parque temático de nuestros fracasos, que por cierto, ya ha sido declarado patrimonio de la Humanidad: bienvenida a Fracasolandia. ¿Te animarás a entrar?

¡Pare de sufrir! Fracaso, autoayuda y humor. Estrategias para la supervivencia Taller online de escritura. Coordina: Ana LLurba. Comienza: 9 de febrero

¡Pare de sufrir! Fracaso, autoayuda y humor. Estrategias para la supervivencia
Taller online de escritura. Coordina: Ana LLurba. Comienza: 9 de febrero

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies